Bio

A los ocho años de edad mi abuelo me regalo mi primer cámara de fotos durante unas vacaciones. Desde entonces llevo una cámara a todos lados.

Mis ganas de viajar me han llevado a vivir experiencias únicas por todo el mundo, desde atardeceres en las playas de Costa Rica, la ruta del pacifico de California, paisajes fantásticos en Asia, pero lo que más me apasiona es retratar personas y sus historias.

Después de viajar por varios años, encontré mi hogar en México, en parte gracias a la deliciosa comida.

La pasión por retratar personas me ayudó a descubrir la fotografía de boda y es aquí donde pude ver que hay un sin fin de historias de amor, que cada boda es un día único para todos los involucrados, hasta para mí, cada boda la siento como una experiencia nueva llena de emociones y momentos que me encanta fotografiar.

Para mi no hay lugar demasiado lejos, no importa que tu boda sea en la playa o en las montañas, siempre estoy dispuesto a viajar con mi cámara.

Gracias por interesarte en mi historia,

Será un placer conocer tu historia y retratar el amor que compartes con tus seres queridos.